¿Existe una lengua universal?

¿Existe una lengua universal? Podemos decir que en algunas palabras sí.
Un estudio descubre similitudes en los sonidos y la forma de pronunciar palabras de uso cotidiano en la mayoría de idiomas del mundo. Cerca de dos tercios de los idiomas del mundo usan sonidos similares para palabras de uso cotidiano. Por ejemplo, la “n” está presente en la mayoría de idiomas para referirse a la nariz. Al parecer, la mayoría de idiomas comparten sonidos a la hora de describir partes de la anatomía humana como rodilla, hueso o pechos. Este fenómeno se repite en sabores, ya que todos los sabores picantes comparten sonidos.
No obstante, existe una legua y no sólo sonidos que podríamos tratar como universal. No se trataría de una lengua escrita y oral al uso de la que deriven los demás, sino de una especie de “código oculto o abstracto” cuyas claves, significados y estructuras serían inteligibles para todos los humanos.
Los especialistas Richard Futrell, Kyle Mahowald, y Edward Gibson parten de un concepto bastante complejo (y cuya validez no es unánimemente aceptada) bautizado como Minimización de la Dependencia de la Longitud. Quienes lo defienden postulan que el pensamiento humano tiende a favorecer las estructuras sencillas, en las que determinadas palabras se agrupan entre sí manteniendo siempre la mínima distancia posible entre ellas.
Pues bien, el estudio del MIT revela que en 37 idiomas este precepto se cumple, y hay palabras que mantienen siempre una distancia regular, la menor posible.
Sea como sea, si finalmente se demuestra la existencia de este patrón, sería un nuevo indicio en apoyo de la creencia en la existencia de esa especie de código universal.
El esperanto (en su origen Lingvo Internacia, «lengua internacional») es la lengua planificada internacional más difundida y hablada en el mundo. Esta lengua es simplemente una alternativa internacional rápida de aprender frente a las grandes lenguas que surgen según las potencias de la época y suponen un elevado coste en recursos e igualdad lingüística para las naciones no nativas.


El esperanto está presente en servicios como el Traductor de Google, Facebook y cada vez se ofrece más en plataformas de idiomas como Duolingo. Aunque ningún estado utiliza el esperanto como lengua oficial, es una lengua que disfruta una comunidad de 100 000 a 2 000 000 de hablantes repartidos por el mundo, según estimaciones de finales de siglo. En Polonia, el esperanto se encuentra en la lista de patrimonio cultural inmaterial.
En la actualidad, el esperanto es una lengua diaria que se utiliza en viajes, correspondencia, redes sociales, chats, reuniones internacionales e intercambios culturales, negocios, proyectos, asociaciones, congresos, debates científicos, en creación de literatura tanto original como traducida, en teatro y cine, música, en noticias en papel y en línea, así como radio y a veces televisión.
El vocabulario del esperanto proviene principalmente de lenguas de Europa occidental, mientras que su sintaxis y morfología muestran fuertes influencias eslavas. Los morfemas son invariables y quien lo habla puede combinarlos de forma casi ilimitada para crear una gran variedad de palabras; por ello, el esperanto tiene mucho en común con las lenguas aislantes, como el chino, mientras que la estructura interna de las palabras recuerda a las lenguas aglutinantes como el japonés, suajili o turco.
El alfabeto es fonético. Cumpliendo entonces con la regla «una letra, un fonema» el esperanto se escribe con una versión modificada delalfabeto latino, que como la mayoría de alfabetos latinos incluye diacríticos. En este caso son seis: ĉ, ĝ, ĥ, ĵ, ŝ y ŭ; es decir, c, g, h, j, scircunflejos, y u breve. El alfabeto no incluye las letras q, w, x, y, que solo aparecen en nombres propios extranjeros (no asimilados).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.