Más de diez años luchando por y para el lince ibérico

Esta primavera se han cumplido 10 años del nacimiento de la primera camada nacida en el programa de cría en cautividad del lince ibérico en el recinto del Acebuche de la estación Biológica de Doñana. Muchos fueron los años de lucha e investigación antes de esta hazaña y numerosos los esfuerzos que aún se siguen haciendo.

El 28 de marzo de 2005, fue la hembra Saliega la que dio a luz a la primera camada de lince ibérico del programa de cría en cautividad de esta especie. Parió una camada de tres cachorros (Brezo, Brecina y Brisa) y tras esto Saliega, se convirtió en el icono del programa ya que acabó convirtiéndose en la hembra con mayor garantía reproductora en un momento clave para el programa. En 2014, Saliega finalizó su etapa reproductora tras siete campañas de cría exitosas. Además, gracias a ella, se ha podido conocer más de la peculiar fisiología reproductiva de la especie.

Ahora Brisa, la hembra más pequeña de esta primera camada de Saliega, ha cogido el testigo de su madre como ejemplar reproductor. El pasado día 16 de marzo parió a su cuarta camada que, si todo va según lo previsto, serán liberados al medio natural el próximo año.

Brezo, Brecina y Brisa

A partir de aquella primavera de 2005, todos los años se han vuelto a repetir esta hazaña. La población actual de linces en cautividad es de 111 individuos distribuidos entre cinco centros de cría repartidos por la península. Hasta la fecha, en el programa de cría han nacido y salido adelante 183 cachorros, eso sin contabilizar los que están naciendo este año 2015 en los diferentes centros, que ya son más de 40.

La meta inicial del programa era la de alcanzar una población objetivo de 60 reproductores (30 machos y 30 hembras). Esta cifra fue alcanzada en 2011 y permitió dar comienzo a la segunda etapa del programa, la de proporcionar ejemplares para los programas de reintroducción, por lo que ese mismo año, comenzaron las liberaciones de ejemplares nacidos en cautividad. En la actualidad son 89 los animales que ya han sido liberados.

Año 2005: Primera camada de lince ibérico nacida en cautividad.

El lince ibérico, el felino más amenazado de mundo

El lince ibérico (Lynx pardinus) está catalogado en España como “en peligro de extinción” desde el 30 de marzo de 1990 cuando se publica el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas (RD 439/90), además está catalogado por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) como el felino más amenazado del mundo. El 25 de febrero de 1999, la Comisión Nacional de Protección de la Naturaleza aprobó la Estrategia para la Conservación del Lince Ibérico (Lynx pardinus) en España. La vigencia de esta Estrategia es indefinida siendo revisada anualmente y actualizada cada cuatro años.

El ámbito de aplicación de esta Estrategia abarca el territorio de las cinco comunidades autónomas en las que hay o ha habido linces recientemente: Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Madrid. Además, la recuperación de la especie pasa por gestionar con éxito no sólo las poblaciones que quedan, sino que también es necesario restaurar y adecuar áreas y desarrollar en ellas proyectos de reintroducción que conduzcan al establecimiento de nuevas poblaciones de linces ibéricos.

Dentro de esta Estrategia se integra el programa de conservación ex-situ, que se plantea como una herramienta de apoyo al programa de recuperación de la especie en su hábitat natural, y cuyos objetivos primordiales incluyen la conservación del máximo de variabilidad genética y la producción de un número suficiente de ejemplares para su reintroducción en las áreas de distribución histórica de la especie.

Saliega con Brisa y Brezo

El lince ibérico sigue sufriendo numerosas amenazadas

Pese a todos los esfuerzos realizados por investigadores, conservacionistas, y administraciones públicas, hoy día, el lince ibérico sigue sometido a numerosas amenazadas. Las más importantes son las siguientes:

Atropellos: sólo en 2013 murieron 14 individuos atropellados, un 5% de la población, y 2014 supuso un año negro para la especie con 22 individuos atropellados. En lo que va de 2015 ya ha habido dos atropellos. Los atropellos en los últimos años se han triplicado convirtiéndose en la mayor amenaza a la que se exponen hoy día.

Plataforma ni un lince más atropellado.

Furtivismo: desgraciadamente se siguen poniendo trampas para matar animales como cepos y lazos, que son poco selectivas, y en las que pueden acabar atrapados ejemplares de lince ibérico. Sin ir más lejos este mismo mes, un lince quedó atrapado en un lazo legal en la provincia de Albacete y tuvo que ser liberado y asistido por técnicos de iberlince.

Enlace a la noticia.

Alimento: el lince se alimenta principalmente de conejo, siendo el 98% de su dieta. Sin embargo, el conejo es escaso en zonas de monte donde el lince encuentra cobijo para la cría, además de que las enfermedades están diezmando cada vez más la población de conejo, por lo que cada vez son menores las áreas óptimas para el lince ibérico.

Pero no todo iban a ser malas noticias. Desde diversas plataformas y ONGs se están haciendo muchos esfuerzos para la conservación y ayuda a los programas de cría, aparte de realizar numerosas actividades de voluntariado y concienciación. Esfuerzos que, unidos a las Estrategias nacionales y a los programas de cría, han posibilitado que hoy en día la población de lince ibérico haya aumentando en un 200% respecto al momento en el que se empezaron los programas y que están permitiendo que la recuperación de esta importante especie hoy día sea una realidad.

 

Autor: Pepa López

Más información en: WWF  y LYNXEXSITU

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.