El Gran Cañón de Zhangjiajie

En el gran cañón hay muchas cataratas montañosa y manantiales cristalinos, una exuberante vegetación, aire fresco. Y además el primer alto puente vítreo (skywalk) del mundo.

El puente de cristal de Zhangjiajie

El primer alto puente vítreo, cable-estado entre las montañas que atraviesa el cañón, en un tramo de 430 metros, a través del cañón y 6 metros de ancho, desde el puente hay una caida de 300 metros diseñado por Haim Dotan. Está situado en la escénica del Gran Cañón de Zhangjiajie entre área Lishuya y Wuwangpo, todo el puente está tendido con cristal transparente, todo el proyecto planteado sin pilares, cubierto con vidrio templado antideslizante, laminado de tres capas y con un espesor de 4,8 cm.

De acuerdo con el diseño tiene una capacidad máxima de 800 visitantes, su peso es completamente insignificante, pero las vibraciones obligan a marcar este limite de aforo. Además de los cristales punteros se han empleado materiales de ingeniería aeroespacial para asegurar la estructura del puente.

En el puente transparente te sientes como entra en la ciudad del cielo, debajo, a los pies quedan las preciosas colinas calizas, en un marco de montañas fascinantes y grandes extensiones de mar verde… Es el antilado de la montaña Tianmen, que se puede traducir como la “Puerta del Cielo”.

Situado el en lugar que inspiró las Montañas Aleluya de la película “Avatar” en el parque natural de Zhangjiajie. El puente de 430 metros de longitud y 300 de altura bate un nuevo récord mundial.

Los constructores probaron su resistencia recientemente, al hacer circular sobre él un camión de dos toneladas, e incluso se pidió a varias personas que golpearan su suelo con martillos y toda la fuerza posible, también con el fin de mostrar su dureza.

La obra, que ha costado 22.500 millones de yuanes (unos 3.000 millones de euros), finalizó el pasado mayo, cinco meses después de lo previsto debido a las intensas lluvias caídas en la zona.

Con este puente la provincia central de Hunan, muy visitada por turistas chinos al ser la tierra natal de Mao Zedong, busca con este proyecto aumentar el número de viajeros a una de sus mayores joyas naturales, el parque de Zhangjiajie.

La bella mezcla de formas kársticas -más de 3.000 columnas pétreas lo pueblan- con el verdor de los bosques subtropicales mereció ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1992.

Caminar por el puente transparente puede ser la forma más parecida a “flotar” sobre esas montañas, tal y como se aprecia en la película, una experiencia no apta para personas con vértigo.